HISTORIA DE LAS SALSAS: Desde pescado fermentado hasta la mayonesa.

historia de la salsa fondo rojo con cruces blancas

La comemos con todo. En serio, con TODO, sólo que no nos damos cuenta. Mayonesa, Salsa Blanca, Tuco o Bolognesa. Cada uno tiene su preferida, pero pocos nos pusimos a pensar de dónde salió este invento. Bueno, digamos que empieza con tripas de pescado. Ahí lo dejamos, pero no te asustes, eso fue hace mucho tiempo. Hoy te traemos: LA HISTORIA DE LAS SALSAS


LA PIONERA

La primer salsa, al menos documentada, se remonta a los tiempos romanos. Ellos la llamaban Garum, y estaba elaborada a base de intestinos de pescado marinados en salmuera, fermentados al sol y aderezados con especias. Una delicia, no? Dice la historia, que el emperador Domiciano interrumpió varias veces discusiones políticas en medio del sesiones del Senado para saber qué salsa iba mejor con el rodaballo que serviría esa noche en el banquete. Porque… prioridades.

EL MEDIOEVO

Durante la Edad Media en Europa, las salsas pasaron a un segundo plano. Casi siempre con sabores muy picantes y adridulces. Entre las más conocidas está el Agraz o Verjuz, que era un jugo ácido extraído de la uva o la manzana y la usaban para desglasear carnes. Un dato curioso es el comienzo de la británicamente reconocida Gravy, que comienza a aparecer en esta época, y se basa en una salsa a base de caldo de carne espesada con granos. Hoy se hace con maicena o harina, porque la tecnología lo permite. Queda riquísima ideal.

LAS SALSAS MADRE

Durante el siglo XVIII, las salsas empiezan a tener un sabor más aromático y una preparación más elaborada. La cocina francesa toma la posta y, junto con su técnica, empieza a desarrollar una categorización de las mismas. Marie-Antoine Carême las clasificó como las Salsas Madre, las cuales hasta el día de hoy se enseña como primeras lecciones en las Escuelas de Cocina del mundo:

  • SALSA ESPAÑOLA (a base de caldo oscuro, roux y vino tinto)
  • VELOUTÉ (a base de caldo claro y roux)
  • SALSA ALEMANA (a base de caldo de carne reducido, yemas de huevo y jugo de limón)
  • BECHAMEL (a base de roux y leche)

Al día de la fecha, el uso de salsas se ha popularizado enormemente, siendo parte de prácticamente todas las comidas. Entre aderezos para ensaladas, acompañamientos para comidas rápidas o en formato calientes para pastas y carnes, la salsa es un protagonista claro en todas las cocinas. 


¿Cuál es tu salsa preferida? Decinos en los comentarios, o dejanos tu opinión en nuestras redes sociales.

 

Tan Tano

 

Fuente: Wikipedia

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.